Dom. Sep 25th, 2022
images/stories/IIsesionflperrobaskerville/img-20181201-wa0015 1.jpg

El primer grupo de F.L. «Amigas y Conocidas», se reunió en la biblioteca para llevar a cabo la segunda sesión de lectura en  torno al «Perro de los Baskerville». Trece lectoras continuaron la historia a partir del décimo capítulo del libro.

images/stories/IIsesionflperrobaskerville/img-20181201-wa0001.jpg

L.L.

«Barrimore, con la condición de que no presentansen ante la policía al hermano de su mujer, les devolvió el favor contándole un secreto: la noche que murió Sir Charles debía ver a una mujer. Esa mujer con las iniciales L.L. vivía fuera del lugar.


 Watson avisó a Sherlokc Holmes y decidieron ir a visitarla y por lo tanto volvió la duda de que al pasar por el páramo tendría que estar escondido aquel hombre alto y delgado que había visto algunos días antes».

LA SEÑORA LAURA LYONS

El señor Watson llegó a la casa de la señora Laura Lyons. Tras la sorpresa y después de preguntarle por su amistad por Sir Charles, ella respondió que era un hombre bueno que le ayudó mucho.


 Le dio dinero para su divorcio aunque confesó que el dinero se lo dio otra persona. Laura Lyons muy emocionada no quiso o no pudo dar más información aunque al señor Watson sospechaba que no decía toda la verdad.

images/stories/IIsesionflperrobaskerville/img-20181201-wa0013.jpg

EL HOMBRE DE LA COLINA

El señor Watson decidió ir al páramo para encontrar al hombre alto de la colina. Tras caminar sobre las grandes rocar vio a lo lejos un niño entrando en una cueva. Watson se escondió y al rato vio a un niño salir y alejarse. Entró y comprovbó que allí habitaba alguién porque había restos de comida, un vaso y una botella ; también encontró un papel donde decia: El doctor Watson ha ido a ver a la Laura Lyons?. Entonces decidió arrinconarse en una esquina de la cueva y esperar. Al r.ato, oyó pasos.

EL ENGAÑO

El señor Watson contuvo la respiración al comprobar que la voz que escuchaba era conocida. Watson y Sherlokc Holmes acudían a la cueva porque todo lo que pasaba en barkerville le pareció muy extraño.


Tras un pequeño rififafe, entre ellos por la falta de confianza entre ambos, decidieron contarse lo que cada uno hubiese averiguado. Le contó de su visita a Laura Lyons. Sherlokc Holmes tampoco perdió el tiempo. Descubrió que la señora Stapleron no era la hermana de él, sino su mujer. La señora Lyon y Stapleton eran amantes, entonces Watson recordó y comprendió algunas situaciones que corroboraban que el señor Stapleton era algo extraño.

 images/stories/IIsesionflperrobaskerville/img-20181201-wa0010.jpg

EL CHILLIDO

Salieron de la cueva asustados al oir unos enormes chillidos. Holmes subió a unas rocas y vio el cuerpo de un hombre tendido en el suelo. Al acercarse pensaron que sería Sir Henry pero no pudieron asegurarlo en la oscuridad. Al salir la luna y allí cerca del cuerpo, se dieron cuenta que el el abatido tenía barba y no era Sir Henry. Era el fugitivo.

EL HOMBRE DEL PURO

Le confundieron por Sir Henry porque llevaba su ropa, por lo tanto, debía conocerle muy bien. Stapleton apareció fumando un puro y relató haber oído ruidos y salió a averiguar. Preguntó qué había pasado y Holmes acertó a decir que se había caído desde una roca y se había roto el cuello, no quería que entendiera que sospechaban de él. Wartson y Holmes se encargaron de tapar el cuerpo y de llamar a la policía. Como estrategia dijo Holmes viajar al día siguiente a Londres. Quería averiguar los pasos que daría Stapleton.

images/stories/IIsesionflperrobaskerville/img-20181201-wa0013.jpg

EL CUADRO

Sir Henry se alegró de ver a Watson y Holmes y estos le contaron lo sucedido. De pronto Sherlokc Holmes se quedó mirando un cuadro de la pared. Preguntó por el personaje del cuadro y Sir Henry le dijo que era Sir Hugo. Asombrado comprobó que se parecía mucho a Stapleton y en realidad era un Baskerville escondido en otro nombre. Lo que quería era la herencia. Al día siguiente Sir Henry fue invitado por los Stapleton y Holmes le aconsejó que después de cenar volviera a pie pero que no se preocupara que no le iba a pasar nada, pero que todo formaba parte de la investigación.

LA TRAICIÓN

Holmes envió un telegrama al inspector de policía Lestrade en Londres para que fuera a Baskerville. También visitaron a Laura Lyons quién les contó que Stapleton era el autor de la carta quemada y que este fue quién le dio el dinero para el divorcio, prometiéndola casarse luego con ella. Al final se iban atando los cabos.

EL PERRO DE LOS BASKERVILLE

Sherlokc Holmes, Watson y Lestrade se fueron para el páramo.Se acercaron a la casa de Stapleton. Wtson vigilante divisó que Stapleton se acercaba y se dirigió al cobertizo. Oyó como una pelea y al rato salió. Esperaron la salida de Sir Henry y le siguieron por el páramo. De pronto un perro enorme daba saltos hacia Sir Henry pero Holmes le disparó hasta darle muerte cosa que Sir Henry le agradeció. Allí comprobaron que no era cierta la leyenda, pues el perro no era el de los Baskerville sino del Señor Stapleton.

images/stories/IIsesionflperrobaskerville/img-20181201-wa0016.jpg

EL FINAL DE LA LEYENDA

Volvieron a la casa y no encontraron a nadie. De pronto vieron en la parte de arriba una puerta cerrada con llaves. Dentro estaba la señora Stapleton maniatada. Esta les ayudó a encontrar a su marido que le estaba haciendo la vida imposible. Caminaron por aquel lugar inhóspito donde adiestraba al perro. La señora Stapleton les confesó que su marido era un Baskeville y que se llamaba Rodger como su padre; su única obsesión era ser heredero de los Baskerville.


 Pasaron los años, Stapleton no apareció pero encontraron un zapato cerca de la ciénaga. Sir Henry se quedó a vivir para siempre en Baskerville .

Gracias a la intuición de Sherlock Holmes y el buen trabajo del doctor Watson, se descubrió el misterio de las muertes de la familia Baskerville donde el grupo comentó

con gran interés el final  más insospechado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.